Héroes anónimos

Los artilugios que usamos también fallan de vez en cuando, no os vayáis a pensar. Esta vez fue la fuente de alimentación de un aparato que estaba aún en garantía, por lo cual no nos convenía abrirlo e intentar una reparación por nuestra cuenta.

¿Cómo funciona un servicio técnico oficial en medio del mar? Pues de forma muy similar al de nuestros electrodomésticos caseros. Tuvimos que llamar al suministrador, quien inmediatamente puso en marcha un procedimiento de urgencia para enviarnos el recambio correspondiente.

Toda una hazaña que debemos agradecer ante todo a un joven transportista anónimo que se dio una gran paliza al volante de su furgoneta: condujo de París a Rotterdam, en Holanda, para recoger la pieza, y a continuación, casi del tirón, hasta el puerto almeriense de Garrucha, donde acudimos en una zodiac a recogerla. Suponemos que el pobre chico estará todavía durmiendo, pero aprovechamos para mandarle un fuerte abrazo por ese sacrificio que hizo en pro de las ciencias del mar.

LaGarrucha
El puerto de Garrucha, en Almería
Zodiac
Acercándonos al puerto para recoger la pieza de recambio

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s