Posicionando los datos

Como ya se comentó en la anterior entrada del blog, son muchos los dispositivos y el instrumental que adquieren información de todo tipo desde el barco. De poco serviría tanta información si no fuésemos capaces de situarla en el lugar donde ha sido obtenida. Se trata, por tanto, de poner «en su sitio» todos los datos que se obtienen en el barco. Esta labor se realiza, fundamentalmente, gracias a las capacidades que nos ofrece el sistema GPS, conocido por todos. Aunque este sistema de posicionamiento es muy complejo, básicamente se trata de obtener la posición del barco a partir de la triangulación de unos satélites de los que se conoce muy bien su situación.

Cada satélite GPS está enviando continuamente una serie de «mensajes», entre los que se encuentra el nombre del satélite, su posición y el instante en que lo manda. Si nuestra antena GPS es capaz de recibir estos mensajes en un instante determinado, es relativamente sencillo calcular la distancia recorrida por su señal. Si tenemos las distancias entre cada satélite y el barco, junto con la posición de cada satélite, es muy fácil triangular la posición exacta del barco.

Triangulacion

Una vez que tenemos perfectamente ubicado nuestro barco, por supuesto siempre con un rango de error (en nuestro caso, con exactitud de un metro o incluso menos), lo siguiente es localizar los distintos instrumentos dentro del buque respecto del GPS. Así, con la posición que nos da el GPS (latitud, longitud y elevación) y teniendo en cuenta dónde se sitúan los diferentes instrumentos con respecto al anterior, podemos «referir» los datos proporcionados por cada uno de ellos a su verdadera posición.

Con ello conseguimos que, tanto la batimetría de alta resolución que nos ofrecen las distintas ecosondas del barco, así como la de muy alta resolución proporcionada por el AUV (el Idef’x), los perfiles sísmicos, los testigos extraídos, etc., se puedan referir al lugar exacto donde se ha realizado la toma de la información.

Señales

Con esto somos capaces no solo de poder ver las distintas fuentes de información que se han tomado, sino que también podemos analizar dicha información en conjunto con datos adquiridos por otras fuentes para poder tener una mejor idea del contexto geológico de una zona.

Atentos a las siguientes entregas del blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s